Visión

La Diócesis de Huánuco, como Pueblo de Dios que peregrina en esta región del Perú iluminada por el Espíritu Santo, es articulada, orgánica y dinámicamente expresada en comunión de comunidades; llamada a la santidad comunitaria, vive la unidad ministerial en la diversidad de dones y carismas a través de una Pastoral de Conjunto, para la extensión del Reinado de Dios en el ámbito de la Diócesis, con los valores evangélicos del amor, la verdad, la justicia y la paz.

Misión

La misión de la Diócesis de Huánuco es la evangelización, tarea prioritaria de todos y para todos, desde el testimonio y la confrontación de la ida con el Evangelio, dinamizada por estructuras parroquiales de comunión y participación que permitan la apertura a la gracia divina de todos los fieles, a través del anuncio y la acogida de la palabra de Dios
informes@diocesishuanuco.com
Diócesis Huánuco: Jirón Dámaso Beraún 741

NATIVIDAD DE LA SMA VIRGEN STA. MARÍA DEL VALLE

Párroco: Pbro. Jesús Gallo Melgarejo

 

Email: parroquiadelvallehco@hotmail.com

PARROQUIA DE SANTA MARÍA DEL VALLE

En tiempos de la colonia fue la principal del valle. Hubo un conventillo de franciscanos, cuyo superior era un religioso laureado en Teología y Cánones; y los doctrineros deberían ser, por lo menos dos, que supieran la lengua de los indios.

Los españoles que vinieron de Huánuco Viejo, llegaron primero a este paraje conocido entonces con el nombre de Cony (Caliente), y le pusieron el nombre de San Cristóbal de Cony; más tarde los franciscanos le bautizaron con el nombre de Santa María del Valle. Desde este asiento misionero, los padres conversores hicieron sus expediciones para evangelizar a los chupachos, panataguas, payansos, tingaleses, tulumayos.

Libros parroquiales: – el primero del archivo comienza el 11 de julio de 1734, y las primeras partidas las firman Fray Diego Blanco, Fray Vicente de Quijano, Fray Nicolás de Alana, con esta salvedad: de licentia Parochi, y Fray Vicente Espinoza, padre predicador y lector.

Desde el 26 de mayo de 1736, el padre Alana, lector jubilado y guardián, anota: de auctoritate ordinaria. Los franciscanos fueron curas párrocos del Valle hasta el año 1774, según se lee en un apunte puesto en las partidas. Les sucedió como primer cura del clero secular el Dr. D. Tomás de Llanos y Escalona, a la muerte de Fray Bernardo Cortés, O.F.M. este religioso murió de más de 80 años de edad, y después de haber servido en la parroquia más de 50 años con algunas interrupciones, pues fue también cura de Jauja. El doctor Escalona dice en una anotación: “el padre Cortés O.F.M. hasta los últimos días de su vida, como si fuera un joven de 25 años, cumplía todos sus ministerios de cura”. la casa parroquial son producto de las ruinas del antiguo convento franciscano con habitaciones en su mayor parte inhabitable, y lo poco que queda, muy mal dispuesto y ófrico.